¿Alguien mira en silencio?

Un par de minutos de Microterror Psicológico. Felices pesadillas…

«¿Alguien mira en silencio?

Hace ya muchas noches que no pego ojo. Será porque veo mucho cine de terror y leo demasiadas novelas del género. Creo que a veces se puede confundir la realidad, aunque ya no se si estoy confundido o estoy perdiendo la cabeza.

Oigo ruidos extraños que me despiertan, abro los ojos en la oscuridad sin ver nada y los ruidos cesan, pero terminan en un aterrador silencio, como si alguien estuviera cerca… y, en silencio. Ya no sé, si se tratan de sueños lúcidos, pesadillas, o simplemente es mi imaginación la que me juega malas cartas. He probado varios tipos de pastillas para dormir sin conseguir un descanso placentero, ni siquiera puedo descansar cuatro horas seguidas. Siempre despierto a la misma hora y es ese sonido el que me desvela, apenas son dos toques… «¡Toc-Toc!» Y me despierto.

Creo que lo de la hora también es para perturbarme, igual que el silencio, un silencio furtivo escondido en algún rincón, pero latente y real como el frío que también siento. Mi colchón se hiela por unos segundos, es como si estuviera durmiendo en plena calle en invierno, pero el frío cesa en cuanto me bajo de la cama. No puedo actuar como hacía de pequeño que me tapaba con la manta hasta la cabeza. Ahora mi sentido común de adulto, me dice que tengo que reaccionar de otra forma. He abierto muchas veces la puerta de entrada de la casa, pero el ruido sé que no viene de ahí, está más cerca…

Miro el reloj y son las tres de la mañana, las tres y catorce minutos, para ser exactos. Cada día lo mismo. Deambulo por el salón, la cocina, e incluso vuelvo a mirar en la habitación de invitados. Me da escalofríos esa habitación, pero es por la soledad. Luego vuelvo a mi dormitorio y antes de apagar la luz para intentar descansar algo más, miro a todas partes con la manta, esta vez sí, hasta el cuello. En mi armario sé que no hay nada, no tiene puertas; las quité el tercer día de insomnio. Luego trato de dormir con ese vacío en la oscuridad que me ahoga y devora mi sentido común, ese de adulto que también me habla para callar el silencio. «Aquí no hay nadie más, estoy solo». Me lo repito mentalmente una y otra vez hasta que el miedo me despierta de improviso y compruebo que el silencio sigue ahí después de cuatro horas de duermevela cruel y angustioso.

Hoy me he propuesto no dormir en toda la noche. Me he preparado un litro de té caliente en un termo, y me he metido en la cama, pero sentado, tengo que averiguar lo que me está pasando. Mi intención es quedarme despierto hasta que den las tres y catorce de la madrugada, a ver qué pasa. Sé que no es ningún sueño, lo sé porque ahora no siento el mismo silencio. Es como tener una presencia cerca, pero no oigo su respiración, no hay nadie más en la casa, de eso estoy seguro, o no…

Ayer puse cámaras por todas partes, más bien vino un técnico a ponerlas, y tengo que reconocer que no me gustó, miraba con una cara extraña, claro que le pedí que cubriera cada centímetro de la casa con ellas incluida mi habitación. Luego me explico cómo podía verlas en tiempo real con el portátil y aquí estoy a las tres y doce, esperando que el tiempo pase. Ya he dado alguna cabezada, y por eso no quiero tumbarme. Esta vez el cansancio, aun con el té que ya casi he acabado, me hace pensar que no va a pasar nada y que debería dormir, estoy agotado, pero no puedo rendirme ahora. Apenas queda un minuto. Contengo la respiración para no hacer ruido. Las tres y catorce minutos… «¡Toc-Toc!». ¡Está bajo la cama! No puedo mirar. Un terrible escalofrío me deja petrificado cuando me doy cuenta del porqué de los golpes… «¿Ahora quién mira dentro del canapé?».

©J. A. Ríos 2020

Este relato es parte de una antología de terror que estoy creando y se llama «El Número de la Bestia. Cada uno de los relatos tiene 666 palabras, pero no te preocupes, el número no tiene importancia…

https://instabio.cc/20227tuWs7M

#microthrillers #terror #relatoscortos #elnumerodelabestia #microrrelatos 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: