«LA EXTRAÑA BELLEZA DEL CAOS»

LA EXTRAÑA BELLEZA DEL CAOS
«No esperes una historia de amor, esto es otra cosa.
He parado en la última de las curvas del acantilado al borde de la carretera colocándome en una posición bastante temeraria, ahora que lo pienso. Al Abrir la ventanilla he notado el golpe de la brisa, a ver si me aclarara las ideas, o me terminara de dejar atontada. La radio suena de fondo, y es curioso, solo oigo el mar. Bueno también te oigo a ti, o tus gritos, más bien. Sigo dándole vueltas a la cabeza culpándome de todo. Intento encontrar las razones que te llevaron a tomar aquella decisión tan estúpida.
Hoy me acompaña esta postal de madrugada que se ilumina con el fulgurante reflejo de la espuma del rompeolas. Es una noche sin luna, y sin cielo ni estrellas. Duermen tranquilas detrás de las negras nubes que están conteniendo la violenta tormenta que está por venir, pero es una noche preciosa, seguro que te encantaría. Adorabas la extraña belleza del caos.
Por un momento he querido verte en el reflejo del agua, pero no, no eras tú. Claro que no eras tú. Ya hace un año de aquello y tu último gesto antes de saltar se quedó grabado en mi retina para siempre. Te veo cada día, te hablo a todas horas; incluso te sueño a cada minuto, pero no son precisamente agradables. Sé que si trato de olvidarte tendré que hacerlo cada día de mi vida.
¿Por qué tuviste que elegir la fecha de mi cumpleaños? Lo tenías todo calculado, como siempre. Apenas unos mensajes del móvil te bastaron para montar un número y llamar a todos nuestros amigos comunes para contarles lo que te dio la gana. Te encantaba ser la víctima.
Quiero huir de aquel vergonzoso recuerdo que, por otro lado, puede que sea la razón que me ha traído hasta aquí. Me amenazaste tantas veces con que te quitarías la vida que pensaba que era una manera más de llamar la atención, pero no. Tuviste que hacerlo y conmigo delante, para que la culpa me acompañe hasta que muera. Aquí estoy de nuevo. Mírame tú ahora, a ver si puedes soportarlo. Te gustaba tanto el protagonismo que, seguro que no has pasado al otro lado…
Quisiste controlar todo mi tiempo y, se te fue de las manos. Seguro que ahora sabes que aquellos mensajes no eran para mí. Un simple error en el número y se desató el caos, ese que siempre te hacía vibrar y que buscabas en cada rincón de nuestra vida. Nunca te fui infiel… ¡Maldito idiota inmaduro! Sabrás que aquella foto no era para mí. El simple cambio del un número y de un teléfono que no conozco fue el responsable. He pensado mil veces que, si hubiera borrado el mensaje y la foto, en vez de enseñártela porque me hizo gracia, quizás no habrías saltado… eso ya no lo sabremos. El vacío en el pecho no se va.
Esta es la noche en la que me quitaré toda la culpa. En la que dejaré de hablarte a cada rato, y de preguntarte para no recibir respuestas, sino recuerdos oscuros de tu muerte. En la que escribiré el “Fin” de nuestra historia. La noche en la que el acantilado será testigo de la muerte de este tormento, una condena que, una vez más, tú elegiste para mí. Ahora para ti ya no hay tiempo, así que pronto nos volveremos a ver. No aguanto más, y sé que aún es pronto, pero estoy dispuesta a terminar de una vez con esta locura».
Sara se acercó al acantilado y se puso al borde mirando hacia abajo aguantando como podía el azote del viento. La noche se iluminó en un rayo y las nubes gritaron con violencia anunciando la lluvia. Sara vaciló un segundo, pero al final, vació la urna con las cenizas tirándola contra las rocas. La vio hundirse en el agua, al igual que las cenizas… Y desapareció, todo desapareció y acabó allí donde empezó.

FIN

©J. A. Ríos 2020. Este relato es parte de una antología de terror que estoy creando y se llama «El Numero de la Bestia». Cada uno de los relatos tiene 666 palabras, pero no te preocupes, el número no tiene importancia…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: