«Cómete» un libro y habrás devorado un sueño…

Por mí puedes devorar el mio, y si tienes unos minutos, aquí tienes la razón.

Este es un viaje fantástico a un mundo espiritual y respetuoso principalmente con la naturaleza… Cabe destacar que en «Dukun» el mundo de los chamanes, es un lugar de sueños en el que encontrarás: respeto, sanación, superación y sabiduría, pero también oscuridad, codicia y muerte, por ser cualidades intrínsecas de la vida, y por ende, del ser humano…

Este viaje que también puede ser tuyo, es un lugar lleno de mitos, seres legendarios y espíritus de la tierra y el mar, que te cautivarán sin que puedas evitarlo. Te llevarán a un entorno inolvidable del que no querrás volver en mucho tiempo.

¿Y si pudiéramos oír la naturaleza solo poniendo un poco de atención? Y no me refiero a su sonido, sino a sus espíritus, que nos siguen dejando mensajes desde el principio de los tiempos. Cientos de culturas son capaces de oír e incluso llamar a esos espíritus… ¿Pero por qué perdió la mayoría esa capacidad? En la primera entrega de Dukun, puedes acompañar a sus personajes en un viaje épico, y tendrás la oportunidad de transportarte al mundo de los sueños, para recuperar un conocimiento perdido, o más bien olvidado, gobernado por sus ancestros.

Si has llegado hasta aquí, te contaré que cuando empecé a escribir esta novela de ficción histórica, multigénero, siendo también un thriller de aventuras apasionante, me encontré con más verdades que otra cosa. Siempre digo que, a mi, esta historia se me regaló para compartirla con los demás. Fueron un sin fin de causalidades, que no casualidades, que se dieron cuando apenas empecé a documentarme sobre el tema y sobre su localización principal, la Isla de Borneo en Indonesia. ¿Sabes que aun hay culturas que viven apartadas de la civilización y en total conexión con sus espíritus? Pues sí, pero inevitablemente son atraídos, o más bien devorados por el progreso. Un progreso que literalmente se está tragando sus bosques, y con él, miles de seres y especies que desparecerán para siempre por el simple impulso de nuestra forma de adaptación: la destrucción del medio. En este momento queda menos de un treinta por ciento de bosque primigenio y desconocido (este dato es de 2016, ahora quedará menos), el resto ha sido destruido y convertido en campos de Palma de aceite (para extraer el famoso Aceite de Palma), matando a más de 50.000… Sí, cincuenta mil orangutanes y la mayoría de su entorno salvaje y eso sin contar el resto de especies endémicas…

Por otro lado, además de sus bosques y por su pasado activamente volcánico, Borneo cuenta con interminables galerías de cuevas repartidas por todo el subsuelo del bosque lluvioso y sus inmensos montes. Un pasado milenario muy presente y recientemente descubierto en distintos yacimientos arqueológicos como, por ejemplo, el de la no muy lejana Isla de Flores. Donde se descubrieron los restos del Orang Pendek ú Homo Floresiensis (Hombre de Flores). También conocido o confundido en la región como Orang Pendek, en su traducción literal “hombre de baja estatura” al que conocéis si habéis leído el Dukun y si no, aun estáis a tiempo. Cabe destacar que mi personaje tiene una interpretación bastante realista, pero personal. He intentado usarlo de la mejor manera, en una novela de aventuras, solo creada para dar a conocer este y otros misterios actuales, y que forman parte de nuestra historia.

Voy a contaros otra curiosidad «histórica». Empecé a crear un mundo en torno a estos increíbles y exuberantes escenarios… Cuando estaba en el ecuador de esta primera aventura de la saga, me pregunté: ¿por qué me había documentado tanto de Borneo, su naturaleza y sus cuevas, y por qué nunca me había interesado por la tierra que tenía más cerca? En Cádiz, la tierra que me vio nacer, entre otras curiosidades, encontré un yacimiento arqueológico, aparentemente del neolítico y de datación muy antigua, pero la menos estudiada. Pertenece a una serie de cuevas, que sí tienen un estudio más extenso, pero que por caprichos del destino, esta parte concreta de la Sierra de La Plata, quedó fuera de un importante tratado que ha impedido su estudio.

Este abrigo prehistórico fue bien documentado y estudiado por un amante de la naturaleza como yo, Mario Morcillo Moreno que dedicó más de diez años de su vida al estudio de su «cuevita». Además de su profesión de veterinario y el estudio de los cetáceos, dedicó cientos de horas y pasión a «La cueva de las Orcas», cueva de Atlanterra o como la quieras llamar. El descubrió mensajes que pude interpreté in situ, cuando tuve la oportunidad de visitarla.

Intentando alejarme de toda esta realidad, no mucho, continué la historia y encontré un bonito enlace para hablar de dos misterios  increíbles de nuestro tiempo, que nos han dejado y nos seguirán dejando señales, para que todo aquel que quiera, pueda tener acceso al conocimiento. Eso sí, hay que tener en cuenta que, está a un hilo de desaparecer y esto si es una realidad aplastante. Esta «cuevita» de la que he hablado en otras entradas, y te he recordado con el enlace al vídeo de Mario, está en una cornisa comida por la construcción, sino se la ha comido mientras estamos leyendo esto sin que se haya profundizado en su datación real. (A día de hoy está vallada y protegida por una inmobiliaria) Más allá del debate de que tenga algunos miles de años más, o menos, el problema es que está condenada a desaparecer como le pasa a los misterios de Borneo, y todo gracias al incesante progreso. No pienses que es un libro protesta, pues nada más lejos de eso, pero puedes leer el mensaje, nunca mejor dicho, entre lineas y bellos pasajes.

Hasta aquí todo me ha quedado muy «mono», pero os puedo asegurar que la realidad es mucho más cruel y de todo hay en esta obra, mi Opera Prima. No ha terminado aún la historia de estos personajes y de lo que tienen que contar, no está acabada con «Dukun: El chamán de las cavernas».  Descubrí que los que nos queremos dedicar a escribir, podemos hacer muchas cosas para poder llamar la atención por «causalidad», de la persona indicada. Después de escrita la novela y no digo que fuera por ello, se protegió la cueva y se prohibieron en muchos países el Aceite de Palma, repito no fue por mi novela, pero dejé mi granito de arena, eso seguro. Y para llamar tu atención, las escribo, y te las «encripto» en una aventura, porque quizás nunca tengas la oportunidad de encontrártelas por ti mismo.

Se me dieron más, quizás cientos de causalidades que, quizás fueran fruto de estar embriagado e inspirado por mis musas. Un impulso que me llevó a documentarme durante meses y a tener curiosidad por mundos olvidados y a crear otros.

Aprovecho para dejaros un pensamiento escrito… a ver que os parece.

Microrelato.

«Mi Musa, mi alma.
Nunca olvidaré el día que te encontré. Eres mi guía, mi consejera, mi juez, responsable de mi futuro siempre recordándome el pasado. Me diviertes y me haces llorar. Contigo puedo traspasar tiempo y espacio. Viajar a mundos en los que crear historias de personajes fantásticos, e increíbles, que se quedarán en los recuerdos de los lectores, con algo de suerte, y perdurarán.

Por escribir todo lo que me gustaría leer, caí preso de ti, sin más razón que palabras. Alma mía, mi musa, no me abandones nunca. Dónde estés, te buscaré, aunque sé que, no te irás, pues tú me encontraste, tú me inspiraste. Mi musa, mi alma, solo tuve que prestar atención; entonces pude oírte, y sentirte bajo mi piel manejando mis manos, pues solo puedo convertirlo en escritura… ¡Qué increíble don tienes mi Musa! para mí lo quiero algún día. Mientras tanto, solo te oigo, creo, y sueño, para que otros puedan leerte. Gracias por elegirme mi Musa, mi alma».

Releo y más que «mono» me ha quedado muy profundo, pero no es nada más que lo que quiero contar y que quizás te haga conectar algún día con alguna de mis obras.

Algunos me preguntan por qué mezclar realidad con ficción, aventuras, terror, amor y fantasía. Pues porque para mí, de eso se componen los sueños, y en ellos, se pueden experimentar sensaciones que luego olvidamos al despertar. Con suerte, solo nos acordamos del último y más reciente.

Un libro, a mi forma de verlo, no es más que el reflejo de los sueños de un creador que quiere contarte algo, y que te regala poderlo vivir donde tú quieras. Quizás el mensaje esté tan claro que parezca oculto, pero… Déjate llevar por un libro y vivirás un sueño sin necesidad de dormir. Hasta aquí todo esto que necesitaba escribir y compartir, sin otra pretensión que regalarte parte de esos reflejos.

Espero tus comentarios y te doy las gracias por suscribirte al blog, si te ha gustado, claro.

Y recuerda… comparte, seguro que alguien lo agradece.

¿Qué aun no no conoces la primera entrega de la Saga Dukun?

Hazte con un ejemplar de esta apasionante aventura onírica en el formato que más te guste. Mi ilusión sería que te enganches con la novela y pidas también tu libro en casa. No dejes de escribirme si lo haces, me encantará conocer de primera mano tus impresiones.

Formato tradicional, en tapa blanda, algo más que un libro de bolsillo de 350 páginas. Te llegará a casa en solo unos días.

Versión ebook, libro electrónico. Se ajusta y descarga en cualquier dispositivo y pantalla con la aplicación gratuita de lectura Kindle, para la que no hay que tener un libro electrónico. Tu teléfono móvil o Tablet, seguro que tienen mejor pantalla. Por un precio simbólico y más que asequible para cualquier bolsillo 0,99€.

Buena lectura y felices sueños, pero no te vayas a dormir… recuerda que la mejor forma de soñar, es devorar un libro. ¡Hay miles esperándote!

Un comentario sobre “«Cómete» un libro y habrás devorado un sueño…

Agrega el tuyo

  1. Grandes palabras dichas desde el corazón, abres tu alma y lo plasmas en tus obras, eso te hace grande, ahora a explorar y explotar ese talento. Tienes tomo mi apoyo. Felicidades.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: